No hay nada peor al momento de descansar que una incesante gota cayendo en el lavamos, un molesto “Tic-Tic-Tic” en la casa que se mantiene toda la noche y no nos deja conciliar el sueño. Lo que muchas veces no tenemos presente es que ese sonido repetitivo representa una gran pérdida de agua que puede ser evitada muy fácilmente. El agua es sin duda de los elementos más importantes y necesarios en nuestra vida, y cuidarla puede convertirse en algo tan fácil como deshacernos de ese molesto sonido. A continuación, 5 formas muy sencillas de evitar el desperdicio de agua en nuestras casas.

1. El grifo llorón: No solo es una gran molestia sino que trae una enorme pérdida del líquido vital. Asegúrate de que los grifos de tu casa bloqueen bien la salida de agua al cerrarlos, de esta forma estarás evitando que litros de agua sean mal utilizados.

2. Una lista de reproducción más corta: Todos sabemos lo relajante que es irse a la ducha después de un largo día y escuchar tu música favorita, sin embargo, una gran manera de aportar a un mejor uso de este recurso es reducir nuestra lista de reproducción a 2 canciones. De esta forma nos aseguramos un gran baño y al mismo tiempo un mejor uso del agua.

3. Primero el jabón, luego el agua: Es una simple pero efectiva idea si queremos utilizar de manera más eficiente el agua en nuestro hogar. Al momento de lavar los platos, nuestras manos o al cepillar nuestros dientes, asegúrate de que tu primer paso sea enjabonar muy bien y usa la llave abierta únicamente para enjuagar al final.

4. Un riego natural para nuestras plantas: Si tienes plantas sabemos que verlas saludables y hermosas es la mejor sensación, una manera increíble de llevarlas a este estado es permitir que su hidratación provenga también de agua natural de lluvia. Esto permitirá no solo que tus plantas crezcan fuertes, sino que volverá más óptimo el uso del agua para este fin.

5. Un vaso, no más: Aún cuando puede parecer tonto o incluso un poco infantil, usar un vaso de agua en lugar de mantener la pila abierta al momento de cepillarnos, puede salvar enormes cantidades de agua y al mismo tiempo ser suficiente para enjuagarnos y comenzar el día de la mejor manera.

Las mejores enseñanzas se aprenden en el hogar y hacer un buen uso del agua es quizás de las más importantes.